Le Cirque du Soleil

Que decir de este espectáculo, no conozco a nadie que no sepa lo que es. Todo el mundo conoce su majestuosidad y grandeza. Yo lo conocí el sábado, debo reconocer que soy un enamorado del circo, de cualquier circo, siempre me ha apasionado la vida que llevan y la entrega que conlleva trabajar en un circo. Esa gran familia formada de pequeños crepúsculos de todas partes del mundo. Pero voy a centrarme en este circo. El espectáculo se llama Varekai. La trama de la historia, por decirlo de alguna

manera, es un ángel (o algo así) que lleva a un bosque animado e imaginario, donde le van pasando varias aventuras, hasta que  al final le llega el amor. Esto lo leí en una revista, porque de todo eso no me entere. Digamos que el guión no esta muy bien montado y lo único que vi de la trama era un montón de bichos raros haciendo cosas raras de un lado para otro, quizás esa trama fue lo mas pobre del espectáculo. El plato fuerte, como suele ser siempre, eran los espectáculos mas puramente circenses, payasos, trapecistas, malabaristas y gente jugándose la vida. Me pareció espectacular, y en algunos momentos lo pase francamente mal, llegando a pasar miedo por esa gente. Creo que nunca había visto algo tan arriesgado y espectacular en el circo. Debo de reconocer que la cagaron como cuatro o cinco veces en todo el espectáculo, pero se les perdona porque la dificultad era máxima. Con los payasos te pasas un buen rato y descansas de tantas emociones. Había niños que estabas deseando que se acabara, y yo sin embargo me pase todo el espectáculo boquiabierto y ojiplatico perdido. Un poco caro, pero muy recomendable. Si queréis ir daros prisa, porque creo que solo están hasta enero…

Mayumana

 

El viernes pude disfrutar del espectáculo que brindaron en el Teatro Apolo de Madrid. Iba con unas expectativas muy grandes y eso no es bueno a la hora de presenciar un espectáculo. Pero aun así no me defraudo. No centran su espectáculo en la percusión, como yo pensaba, sino que le dan casi la misma importancia que a las coreografías. Perfectas, movimientos magnificados ejecutados a la perfección por todos los miembros de la compañía. También hay hueco para otros tipos de música, siempre con la percusión como base, también utilizan música electrónica y guitarras españolas. También hay un hueco para el humor, hay uno de los personajes que su papel es 100% humor. Hay participación del publico, generalmente desde sus asientos, y en una ocasión subieron a una chica al escenario. Hubo dos números que me desatacaron sobre el resto, en uno de ellos usan como instrumentos unos cubos llenos de agua, y hacen música introduciendo un vaso dado la vuelta en el cubo, si a eso le sumamos que también manipulaban el vaso, pues quedaba una música curiosa y original. EL otro numero estaba representado por una de las bailarinas que empezaba tocando una caja, después empezó a tocar la guitarra en directo, mientras en pantalla de atrás estaba un video con la chica tocando la caja. Luego repitieron esto mismo tocando las palmas y taconeando. Al final era como un grupo de música pero con solo una persona, curioso, muy curioso. Al final del espectáculo que nos es muy largo, una hora y veinte, se quedaron haciendo música en la entrada del teatro, y estuvieron como un cuarto de hora entre el publico, fue muy divertido. Animo a todo el mundo a que disfrute de este espectáculo, y me despido con una frase importante de esta obra: “I crazy for you”.

Granada

Llevaba mucho tiempo debiendo una visita a esta ciudad, siempre por unas cosas o por otras tuvo que esperar. Pero al final nos decidimos y hemos pasado tres días en Granada. Es una ciudad difícil de describir, y la mejor frase que se me ocurre, es “Si algún día me quedo sin trabajo, sin dinero y sin novia, me iría a Granada.”. Puede parecer algo negativo a priori, pero es todo lo contrario. Ahí vi un montón de “Melendis” tirados por cualquier parte, con una guitarra, o unas mazas, o haciendo cosas con fuego, o simplemente bebiendo vino y fumando porros. Es en la ciudad que mas rastas he visto nunca, aquello es una forma de vida que se ha integrado en la ciudad, tienen sus zonas, sus bares, sus calles. El problema es que solo vi que se mezclaran

a la hora de pasar el sombrero en alguna de las zonas turísticas. Me destacaba la impresión que daban de que su máxima era “Vive y deja vivir” mezclada con “Bebe y deja Beber”. Y eso fue, lo que si algún día abandono la forma de vida cómoda y capitalista, me llevaría a Granada.

 

Empecemos por el principio alquilamos un apartamento en el Albahicin, la zona antigua y mas histórica de Granada(sin contar la Alhmabra claro). La casa era bastante peculiar, digamos que tenia tres plantas, según entrabas por la puerta principal tenia un pasillo del que salía una escalera hacia abajo,  donde estaba la habitación, muy fashion y minimalista con una pared de verde chillón y el resto blancas. En la planta de mas arriba tenia una terraza en la que se veían una buena vista de tejados. De esta terraza bajaba una escalera hacia la planta principal, y en el descansillo entre esta escalera y la escalera de bajada a la habitación, era donde estaba el “saloncito”, un sofa pequeño con una mesa de centro pequeña y una tele pequeña, y entre las columnas que sujetaban la planta de arriba y usando de pared la escalera que llevaba a la terraza, había un mini cocinita. Lo dicho una casa peculiar.

 

El día del viaje lo dedicamos a visitar el barrio en el que estábamos. Nos gusto bastante, era una mezcla de la judería de Córdoba y Toledo, lleno de casas blancas en cuestas. Lo mas bonito de este barrio es el mirador de San Nicolás, desde el cual se ve toda la Alhambra y parte de Granada. Es precioso poder disfrutar de esas vistas, sobre todo cuando anochece y se empiezan a encender las luces.

 

Ya de noche, bajamos al centro para cenar de tapeo, lo mas tradicional de allí. En Madrid, aunque cada vez menos estamos acostumbrados a que nos pongan alguna tapita con una cerveza, pero lo de granada es exagerado. Con 4 cervezas cenábamos y muy bien cenados.

 

Al día siguiente tocaba visitar la Alhambra. Hay varias formas de subir a ella, nosotros elegimos la cuesta de los chinos que es la que mas cerca nos pillaba, y creo que no elegimos mal. Primero una cuesta de piedras enorme, dura, pero muy bonita. Al final de esta cuesta, un paseo con una cuesta mas leve, al lado de un riachuelo y entre árboles que nos llevo a la puerta del gran monumento. La Alhambra es difícil de describir solo con palabras, los jardines del Generalife son preciosos, una gran variedad de flores y árboles orquestados de tal manera que tu cerebro volaba ante aquel despilfarro de belleza. El palacio de Carlos V, La alcazaba, con sus enormes torreones e impresionantes vistas. Y aunque ya con esto me hubiera ido maravillado, nos quedaba lo mejor, Los Palacios Nazaríes, joder, sin duda es de lo mas impresionante que he visto nunca, un montón de habitaciones que parecían decoradas de ganchillo en su parte superior y azulejos en la inferior. Techos capaces de provocar tortícolis ante la incapacidad de dejar de mirarlos. Todo construido con una minuciosidad increíble y un estilo que no había visto antes. Lo dicho no tengo palabras. Después de 4 horas de visitas nos fuimos a conocer mas bares de tapas. Lo que también me sorprendió, es que  viviendo en un país de cerdos como es España, aquello estaba increíblemente limpio, ni una colilla, ni un papel, ni nada, alucinante.

 

El tercer día lo dedicamos a visitar la Granada Monumental, entre la que destaco, incluso por encima de la propia catedral, la iglesia de San Juan de Dios. Pequeña y desconocida, guarda un tesoro en su interior. La palabra para explicar esto es Dorado, toda la iglesia era dorada, una excentricidad de materiales dorados que rozaba lo obsceno. Sin duda la iglesia que mas me ha impresionado de España, en relación tamaño/belleza. Después de comer por el centro fuimos a dar una vuelta por las calles “moras”. Tanto la calle Elvira, como la calle Caldererías, te transportan en un momento a Marrakech o algún lugar parecido. Lleno de tiendas con cosas árabes, llenos de bares de comida árabes y llenos de teterias preciosas donde poder disfrutar de ricos tes o de humeantes cachimbas, como por supuesto hicimos. Por la tarde mas paseo viendo el barrio del Realejo, para acabar como no, tomando unas tapas y luego subir hacia casa por el paseo de los tristes, desde el cual se ve una vista preciosa de La Alhambra. 

 

A si que a mi lista de cosas mas espectaculares de España, que hasta ahora lideraban, La Sagrada Familia y la Catedral de Burgos(por fuera) y algunos parajes del norte, ahora añado, la que apunto estuvo de ser una de las siete maravillas del mundo y que para mi sin duda es una de las mejores maravillas de las que he podido apreciar. A si que si alguien tiene la poca vergüenza de no haberlo visitado nunca, ya sabe cual tiene que ser su próximo destino.

Cangas del Narcea

Bueno una vez mas el destino de mis vacaciones ha sido el norte de España, esos parajes en los que el tiempo se convierten en ríos y los dolores de cabeza en vacas, esos parajes en los que el verde se te mete por los ojos hasta tapar cualquier negro existente en tu cerebro, esos parajes en los que el agua arrastra hasta la ultima gota de stress. Visitas maravillosas como Luarca, Cangas del Narcea, el Monasterio de Corias, pueblos indescriptibles como Besullo, Navelgas, vistas increíbles desde el puerto del Connio o el de Leitariegos. Todo acompañado de buena compañía, buena comida y un apartamento precioso en un pueblo de 20 vecinos en el que el ruido del río que pasaba por debajo tapaba cualquier leve pincelada de humanización, hicieron de la semana santa 2007, una fecha para recordar en los momentos de agobio y reafirmó una vez mas mi amor por esas tierras.

Hio (Pontevedra)

Que decir de esta tierra que no haya dicho ya, que escribir sobre el paraíso que no se haya escrito. Para mi Galicia y Asturias son como la tierra prometida, lugares sonde el  tiempo no pasa, donde los sentimientos se convierten en corrientes de aire que se escapan por la ventana de la sensibilidad, donde el mar escucha tus pecados y donde el color verde purifica tu alma. Estos 8 días he disfrutado de bosques de eucaliptos que te negaban la visión del cielo, de playas desiertas que te servían para crear una comunión perfecta con el mar, de acantilados que parecían pedir perdón, de tierras incorruptas que saben que perecerán por el poder del dinero y de islas que por un momento te hacían parecer un pirata. He sentido por momentos la sensación de libertad que sentía William Wallace correteando por los valles de Escocia entre acantilados y verdes bosques.

No voy a escribir sobre lo mas destacado de la zona, porque para eso ya hay

millones de paginas y de oficinas sobre turismo, solo quiero destacar que allí

encuentro lo que aquí echo en falta, que allí me olvido de trabajos indeseados,

de caravanas interminables, de humos penetrantes, de gentíos arrolladores.

ya estoy contando los días para volver, y por supuesto sigo contando los días

para, algún día poder vivir allí………..

Estos ocho días también han sido independencia, ha sido compartir la vida

con ella, ha sido bebernos a morro cada segundo, sentir que los corazones

latían juntos, en ocasiones en una perfecta sincronización, ha sido la sensación

de que solo tu controlas tu vida, de que tu decides hacia donde va cada día.

tengo la sensación de que necesito independizarme, pero por desgracia el

banco no acepta sensaciones a crédito………….

Sierra de Madrid

No tenia planes para el fin de semana, no hay gente, todo el mundo esta mojándose el culo en la playa, todo el mundo esta pillando la salmonella en los chiringuitos de la playa, pero un par de parejas amigas me llamaron para hacer una escapadita al norte de Madrid, unode los pocos sitios en los que es posible aguantar al aire libre sin que el sudor se apodere de ti. El norte de Madrid tiene una belleza abrupta que merece la pena descubrir, un lugar cerca del monopolio del caos en el que reina la paz y la calma. El tiempo no pasa entre sus árboles, entre sus ríos, el mundo parece distinto mirando los brillos que provoca la sombra de algún embalse sobre la montaña. La sierra de Madrid posee pueblos que resisten a pesar del dinero, a pesar de la industria, a pesar de la contaminación, inpertubables al ser humano, aunque eso solo es una apariencia por que al entrar en alguno de esos pueblos de piedra, como Patones de Arriba, ves que la belleza se embarra entre los múltiples restaurantes que contaminan de olores capitalistas el ambiente rural. Ya por la por la tarde visitamos la presa de Atazar, sumiéndonos es una gran pena, no tanto por los pocos sitios accesibles, sino por la poca cantidad de agua que contenía entre sus poderosos brazos.Nos tomamos a broma el tema de la sequía, pensamos que para que ahorrar nosotros si luego se malgasta el agua en los campos de golf, y quizás tengamos razón, pero la solución no es continuar malgastando nuestra agua sino intentar que los campos de golf, o bien desaparezcan o sean mas artificiales. En fin que es muy triste ver como nuestra fuente de vida se desvanece entre los dedos de la falta de conciencia y la falta de civismo. El resto del día lo pasamos en una de las partes accesibles de la presa, dentro de una empresa de turismo activo, aunque no lo practicamos. Poder comer un bocadillo rodeado de árboles a escasos metros del agua, en absoluto silencio y con el viento despeinadote es un placer que nunca debería desparecer…a si que…. y a modo de padre……Respetar el medio ambiente y  apoyar el desarrollo sostenible.

Cullera

Ya se disipan de mis ojos las llamas de San Juan, ya se ha borrado el sabor salado de mis labios y vuelvo a poder estar sentado sin tener que sudar, lejos quedan ya las cervecitas de los chiringos y las siestas vespertinas, lejos queda la independencia de vivir solo, y lejos queda la maravillosa costumbre de que todas las mañanas te despiertes junto a mi.

El tiempo nos ha respetado y hemos disfrutado todo lo posible de estos días. Si uno vaa Galicia, disfrutar significa comer bien y ver muchas cosas, pero en la playadisfrutar significa, bañarte comer y dormir. Y doy fe de que asi ha sido. Tampoco han faltado los largos paseos, ni las risas ni por supuesto aquello de lo que últimamente solo disfrutábamos de un resplandor, que es el amor. En estos días no ha habido fantasmas ni nervios ni malos rollos, haber cuantos atascos dura. 

Lo que si sufrimos es un ataque despiadado y dañino de unos seres vivos que nunca tenemos en cuenta, pero que hay están siempre al acecho, preparadas para dar buena cuenta de todo lo que ellas puedan transportar….las hormigas. En fin que dado lo bien que se ha dado todo, eso se convierte en una anécdota sin importancia….. 

Pues nada a contar los días hasta la próxima…………

Tenerife

En el momento justo en que te empiezas a adaptar, a conocer sitios y a encontrar el hotel sin necesidad de dejarte un día en el empeño….justo en ese momento se acaban las vacaciones. En fin todo acaba. La verdad es que estas vacaciones, y aunque suena a tópico se me han pasado rapidísimas, apenas me enterado. Después de 24 años descubrí la sensación de montar en avión, y reconozco que no es para tanto. Realmente es como un autobús enorme pero con azafatas, que siguen repitiendo (mas por tradición que por necesidad, ya que las explicaciones las dan en los monitores) sus bailes al comenzar el vuelo. Lo que si me impresiono es las vista, desde arriba todo parece pequeño e insignificante. La verdad es que pasar por encima de la manta de algodón que forman las nubes merece la pena. 

El viaje a Tenerife ha sido todo un éxito. Es precioso. He derruido la imagen que yo tenia de Tenerife como un sitio turístico lleno de playas y de ingleses con la piel de cangrejo(aunque la verdad es que yo tambien he venido como un tomate) y con un bote de aftersun como elemento mas preciado. Y realmente es todo lo contrario, quizás lo peor, salvando un par de ellas, sean las playas, lo peor a la hora de bañarte(están llenas de piedras), porque realmente son muy bonitas.Tenerife tiene pueblos preciosos como Garachico o Icod de los vinos, donde se encuentra el Drago milenario, un árbol majestuoso que merece la pena ver. La vegetación de toda la isla es impresionante a la vez que diversa debido a sus 27 microclimas. La visita al Teide es una de esas cosas que alguna vez en la vida hay que realizar. El camino hacia a el ya se disfruta por las vistas que nos ofrece, destacando el "mar de nubes",  ya que estamos por encima de ellas. Hasta que llegamos a la cima nos encontramos con bosques de pinos canarios, con zonas de rocas, con zonas desérticas, en fin es como si recorriéramos todo un continente en 20 KM. Por todo esto recomiendo disfrutar de una visita a Tenerife. 

Respecto a la relación familiar, ha habido un poco de todo, con ratos muy buenos y con otros muy malos, pero en global ha estado bien compartir vivencias con la familia y poder disfrutar de mi sobrinillo.. 

Y ahora a esperar al siguiente viaje…..

¡¡¡Teruel Existe!!!

Por donde vamos M-40 o m-45?? Fue ahí, en ese preciso momento, ni antes ni después, justo en ese instante en que comprendí que se había acabado queesos cinco días maravillosos habían llegado a su fin. La tristeza del fin,hace que saque fuerzas de flaqueza para escribir sobre esos días y recordarlo acontecido, que aunque solo hace unas horas, parece que hayan pasadosemanas. 

Hemos estado visitando el noroeste de Teruel, y vaya si existe!!Nuestra guarida estaba en Cuevas de Almuden, un bonito pueblo en el quenos hayamos como en paradero desconocido, sin cobertura, sin antena de TV y sin ninguna emisora de radio localizable y con un video como una uniónentre el ocio de ciudad y el ocio de pueblo. Solos ella y yo y el calorde una vieja estufa, tan solo interrumpidos por el ruido de una neveraa punto de jubilarse. Hemos tenido lo suficiente para no echar de menos Madrid, ni sus atascos, ni sus prisas, ni sus miles de islas independientesque alguien algún día llamo gente.  

Los días en estos parajes han sido placeres concentrados en cada hora que pasaba,largos paseos en el mas profundo silencio, paseos que se convierten en el mejor amigo de la calma, paseos que te embaucan, paseos que te hacen olvidar y que dan la oportunidad de ver que existe algo mas aya de las grandes ciudades, paseos en los que conocer gente encantadora con un minuto de charla que ofrecerte y paseos en los que disfrutar de la arquitectura diferente de estos pueblos. 

Estos días he vuelto a disfrutar de ciertas cosas que mi vida en la"Capital" me niega, la soleada compartida, la independencia y la posibilidad de escuchar la maravillosa sintonía del transcurrir de un río.Es algo que me encanta, me atrae la libertad con la fluye y la paz que deja en el camino.  

La zona en la que hemos estado anda a medio camino entre la comarca de las Cuencas Mineras y el Parque Cultural del Maestrazgo. 

Estos de días de mundo rural me han servido para comparar ambos mundos ydarme cuenta de que muchas cosas que en la gran ciudad creemos que estáncambiando, no es realmente así en los pueblos. Esos pueblos en los que ver un hombre comprando es algo así como un milagro . Esas mañanas dedías laborables, en las que mujeres toman las calles y son dueñas y señoras de sus casas. Esas mujeres charlando en el parque del pueblomientras sus maridos echan la "partida" en el único bar del pueblo.Todo esto es igual a lo que mi abuela me contaba de su vida de hace50 años, que sin embargo y a pesar de que la electricidad si deja su huellaen estos lugares, estas historias que considerábamos olvidadas siguensiendo el pan nuestro de cada día. Otra cosa que también creemos diluidaen la cultura de la ciudad es la religión. Aquí creemos que es cuestión decuatro abuelas que van a misa porque no saben que hacer en casa, pero sinembargo la costumbres católicas están muy arraigadas en estos pueblos, enlos que su edifico mas grande y significativo siempre es su Iglesia. Sigueestando mal visto no ir a misa los domingos y siguen siendo costumbre losvía crucis por los pueblos, que a pesar de todo, parece mas espiritualque las macro-procesiones de estos días. La iglesia sigue teniendo podery sigue dominando la vida de estas gentes, para los que las personas masrespetadas de un pueblo siguen siendo el alcalde, el medico y el cura. 

Recomiendo esta zona para disfrutar de clama y tranquilidad, y poder a su vez disfrutar de pueblos tan bonitos como Montalban, Utrillas o Aliaga,el Parque Fluvial del Guadalope, El Parque Geologico de Aliaga, El ParqueEscultorico de Hinojosa de Jarque, El parque Paleontologico de Galve, elMuseo minero de Escucha y sus innumerables rutas a pie o en coche en las

que poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

 

Ya en casa, parece que esa semana solo ha existido en mi recuerdo, todo sigue igual, apenas hay diferencias entre lo que deje y lo que me encuentro, vuelta al trabajo y vuelta a la rutina diaria, vuelta a los atascos y vuelta al mundo “real”.